BC9: La nueva solución para las aplicaciones en Sistemas Híbridos

La demanda de energía en continuo y constante crecimiento ha hecho necesario un cambio de tendencia a la hora de utilizar los recursos energéticos, dando cada vez más espacio a los llamados recursos renovables. Es precisamente en este contexto que han nacido los sistemas híbridos, sistemas conectados (o no) a la red eléctrica, capaces de combinar diferentes tecnologías convencionales y renovables, que se componen principalmente de tres elementos:

  • Sistema de generación distribuida (derivado de fuentes renovables y/o convencionales como el grupo electrógeno)
  • Sistema de control inteligente
  • Sistema de acumulación

Estos sistemas poseen la ventaja de garantizar, por un lado, estabilidad al suministro de energía eléctrica ya que, al combinar diferentes tecnologías, reducen los efectos negativos que tendrían las mismas tecnologías usándolas por separado (por ejemplo, los altos costes del carburante para usar solo el grupo electrógeno o bien la imposibilidad de utilizar el panel solar en las horas nocturnas), y, por el otro, costes operativos reducidos, con lo cual se aumenta la eficacia del sistema.

La aplicación de estos sistemas está especialmente aconsejada en lugares no conectados a la red o con costes demasiado altos de energía eléctrica y en áreas con elevada exposición a la luz solar o a vientos adecuados para la producción de energía eólica. Los principales sectores de uso son la minería, las telecomunicaciones, las áreas rurales y las islas.

Linz Electric, muy atenta a las exigencias del mercado, ha desarrollado una serie de soluciones que las satisfacen en todas sus diferentes variables.

Los generadores que responden a estas exigencias son únicamente máquinas normales controladas solo en tensión; de hecho, la típica carga que el generador debe gestionar (normalmente, un pack de baterías) requiere una gestión inteligente que considere la tecnología electroquímica de la batería, el perfil de carga, el control de tensión constante, la corriente constante, la potencia constante, las revoluciones del motor, los tiempos de carga, la temperatura ambiente, los procedimientos de lógica, las alarmas y el funcionamiento con y sin batería.

Todas las funciones requeridas, citadas anteriormente, deben combinarse en una máquina de características irreprochables como:

-          calidad de la tensión en corriente continua producida, normalmente cualificada como el valor residual CA o “ripple” (en general, inferior al 1 %);

-          simplicidad de control;

-          alta eficiencia del sistema (máquina más control);

-          compacidad;

-          fiabilidad y facilidad de mantenimiento.

Nuestro BC9 satisface todas estas características y, por ello, es una referencia de mercado.

Para optimizar el producto, hemos trabajado en estrecha sinergia con los fabricantes que lideran los sistemas de control, llamados Sistema de Gestión de Baterías (Battery Management System o BMS), con un fabricante italiano de baterías de importancia internacional y con algunos fabricantes del sistema completo.

Nuestro objetivo ha sido desarrollar un producto capaz de optimizar los costes y de reducir al mínimo la inversión inicial para, así, responder a las exigencias del mercado. Esto se ha traducido en una disminución de los consumos de carburante y unas necesidades de mantenimiento mínimas, que requieren intervenciones in situ solo excepcionalmente.

Este objetivo también ha sido posible gracias al desarrollo de un sistema de gestión óptima de las baterías de iones de litio, que permiten una mayor profundidad de descarga (Depth of Discharge o DOD) y un elevado número de ciclos de descarga-carga de la batería.

Hasta ahora, el mercado ofrecía principalmente una solución mediante alternadores GIP (generador de imanes permanentes), con la ventaja de la compacidad, pero con desventajas como la fragilidad de la electrónica de potencia y, por lo tanto, con altos costes de mantenimiento.

Nuestro departamento de I+D ha estudiado una solución constructiva muy eficaz que nos permite obtener un producto muy compacto y con la gran ventaja de no tener que utilizar una electrónica de potencia, lo que significa una mayor fiabilidad gracias al uso de una electrónica más simple y económica.

Las numerosas pruebas en sistemas reales, pruebas in situ y respuesta del mercado nos han confirmado que las soluciones técnicas estudiadas y aplicadas son las más apropiadas y eficaces para este tipo de sistemas.

Resumiendo, las ventajas principales de nuestro sistema son:

-          reducida inversión inicial

-          costes de gestión optimizados

-          óptimas prestaciones

-          mayor fiabilidad

-          eficiencia comparable a la solución GIP

-          amortización de la inversión en poco tiempo

 

Una vez más, Linz Electric ha estudiado un producto con prestaciones de primer nivel, elevada fiabilidad, compacto y con una óptima relación calidad/precio, es decir, un sistema optimizado para las exigencias de nuestros clientes.